ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
domingo, febrero 15, 2009

Conclusiones después de la Cruda Vol. 12-13

Espetado por Sólo Héctor |

.

Pues hace 15 días vimos el SuperBowl en mi casa: Yased, el sirenito, la dupla Taba-Pacheco y Los Vecinos. No sé como cupimos en mi pequeño cuarto de televisión, pero lo logramos... hasta mi perro estaba dentro.

Todo salió tranquilo, con unas chelas, botana y pizza. El resultado, lo esperado con la victoria de los $"%#$%! acereros, pero con dulces momentos cuando Arizona ganaba.

La nota pre-partido la dio la basca voraz cuando se enteró de que estábamos organizando algo:

Oye Héctor, ¿que va a haber una fiesta en tu casa el sábado?

Yo voltee a verlo y mi sangre comenzó a hervir instantáneamente:

H: No precisamente fiesta, vamos a ver el superbowl en mi casa con unas chelas y pizzas...

BV: Ah va, ¿cómo a que hora?

Aquí fue cuando mi Id cruel y torturador salió de lleno H: Pero tú no puedes ir, mis padres te tienen prohibido entrar a mi casa.

Comenzó a reírse y dijo: ¿en serio, y eso por qué?. Eso para mí fue el colmo, así que solté el golpe directo:

¡Porque vomitaste mi comedor cabrón!

Pinche descarado, todavía se atreve a preguntar por qué.

...

Ayer -el maldito 14 de febrero- fui con mis amigos Vic y Lalo, y sus amigos charmín y אַהֲרֹן a un barsete de mala muerte. La razón, muy simple: para festejar que Ericsson pagaba gran parte de la peda.

No me gustan los bares de por mi casa, son unos tugurios de mala muerte a donde acude la gente a sentirse cool como si estuvieran en un King's Pub o en el Danzatoria, pero olvidan que están en el pitero pueblo de Cloacalco y el barsete no mide más de 64 metros cuadrados... sin salidas de emergencia y el espacio que ocupa el grupo es una tercera parte del local (sin contar que su sonido está muy mal ecualizado), pero lo peor de todo es que no aceptan tarjetas (huy sí, pinche rico jajaja).

Hubo cosas interesantes: el cadenero del lugar era de lo mas pseudomalo que puedan imaginarse, en la entrada del baño un narcomenudista me taloneó 10 pesos y el playlist del grupo era tan ecléctico ¡que le faltó poco para empezar a tocar cumbias!

Bola extra: sigo sin entender porque la canción Rastamandita de Molotov prende tanto el ambiente en un antro lleno mujeres wannabe fresas; creo yo que es una canción más propia para un pelódromo burdel, que para un antro.

.