ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.

.

Sí, ayer... momento, esa es una muy mala forma de empezar una frase, en especial para los que no me conocen... mi concepción del tiempo es bastante diferente de la del grueso de la población... mi reloj interno parece que solo funciona en la noche y aunque suene raro, puedo sentir cuando el amanecer se acerca -chale, me sentí vampiro de Buffy-... así que si mi concepto del tiempo es raro, mi forma de referencia también lo es... para mí Ayer significa el tiempo anterior a la última vez que dormí por más de 4 horas (y hasta este momento no lo he hecho).

Ok, veamos, lo intentaré otra vez...

El lunes de esta semana, surgió la inquietud entre mis compañeros de cubículo el reunirnos para disfrutar de nuestra mutua compañía en asuntos extracurriculares -léase entre líneas: alcoholizarnos hasta donde el dinero alcance-. Así que este, su humilde escritor, propuso su casa -mas bien el jardín de la casa de sus padres- para tal reunión.

Después de concedidos los permisos, se avisó a todo aquel que pudiera estar interesado: ¡grave error! La definición de invitación conlleva al acto de llamar a alguien para asistir a algún acto. La invitación puede ser directa o indirecta; cuando es indirecta, puede ser por omisión; en este caso, me faltó omitir un: "Tú no vayas, no eres de mi agrado" para cierta persona de la cual ya he hablado... pero no es mi costumbre cerrarle la puerta a nadie... recuerdo la primera vez que me fui de fiesta con el culo-rico -sí, ese era su apodo-, él no era de mi agrado, aunque lo soportaba porque formaba parte del círculo de amigos... después de esa fiesta -que por cierto fue en su casa-, la relación fue mas cordial por ambas partes... así que ¿por qué evitar posiblemente limar algunas asperezas con alcohol de por medio?

Pues no sucedió de esa forma, de hecho, hasta mis padres le cerraron la puerta: "No vuelvas a traer a ese ebrio a la casa" fue su orden directa.

Pero eso pasa por no saber tomar... ¿a quién se le ocurre tomarse una botella -aunque pequeña- de Vodka en tres tragos? Ni los rusos son tan locos...

En la reunión pasó lo que tenía que pasar... ebrios, malacopas y declaraciones de las que sólo haces cuando la desinhibición del alcohol te llena de valor... como ejemplo claro está el que yo bailé -háganme el rejodido favor-, eso en mis cabales sólo lo hago con ciertos tipos de música, pero no con gruperas y cumbias... el alcohol hace remitirme a una canción de Panda.

Pero bueno, basta de historias y abarquemos los temas que quiero abordar...

La frase celebre de la semana fue: "Yo uso el lenguaje para 3 cosas: ofender, provocar y confrontar". Aunque en cierta parte es verdad, Kerchak tiene razón en sus argumentos: soy una persona bastante normal, centrado y de buenos sentimientos... Yo no considero que alguien sea raro -como ya lo he expuesto antes-, cualquier juicio suele ser emitido unilateralmente y por eso no suelen ser válidos.

El grueso de la población, mi querido Kerchak, es bastante perezosa... por eso, si les dices algo, lo tomaran casi siempre como cierto... Ahora revisa mi punto de vista... sabes -y si no lo sabes lo intuyes- que generalmente no tolero una gran cantidad de cosmovisiones. Una muy buena forma de evitarlas, es ahuyentarlas. La mayoría lo hace cuando oye mi forma de expresión, de los sobrantes no suele ser muy bien visto relacionarse con un raro... ¿Qué pensará la gente? No vayan a creer que yo soy raro también... y si aún queda alguien, mi verdadero carácter e inestabilidad hacen el resto.

Sí, yo uso el lenguaje para ofender, provocar y confrontar, pero mi muy extraña forma de amar es confrontando y provocando, por lo tanto, lógicamente puedes deducir que el lenguaje también lo uso para amar... Lela tenía mucha razón: el juego del gato y el ratón me divierte mucho.

Para tratar el siguiente punto, debo ligar lo expuesto anteriormente con un comentario de Rose a las 5:30 de la mañana: "Tu n'est pas ce que tu dis, tu as des sentiments..." El comentario que provocó ésta reacción de Rose fue que suelo pregonar que soy una persona fría e insensible, y a esas horas de la madrugada estaba yo bastante preocupado por el Mexican, que huyó de mi casa, enojado en su embriagues, dejando atrás su celular, su billetera, su dinero, su automóvil y al Kerchak medio golpeado. Pero algo que le faltó señalar a Rose, es el hecho que al mismo tiempo que sufríamos por el posible destino del Mexican, en mi comedor yacía persona cierta persona non grata en el piso, bañado en su propio vomito y nadie hizo nada por mejorar su estado... sí, el alcohol provoca deshumanización.

La persona que yacía en el piso -sí, la misma que se tomó nuestra botella de Vodka-, sólo despertó nuestra risa al ser el blanco directo para nuestras burlas y de la serie de fotografías que le fueron tomadas... uno de los comentarios que mejor reflejan esta situación lo pronunció Yased poco después de que el individuo se quedara dormido:

Mta madre, sólo nos sirvió para media hora que nos hizo reír antes de que se quedara dormido...

Pero para eso le sirvió a él, a mí me ocupó medio día limpiar los desmanes que provocó...

¿Cómo puede un ser humano ser capaz de ignorar el sufrimiento -en este caso, incomodidad- de otro? Aunque decepcionado de la humanidad debo afirmar que no se necesita alcohol para provocarlo.

.

3 Rumor(es):

Anónimo dijo...

Creo que sabes quien soy.

La verdad no estuve de acuerdo con lo que dijiste: "yo uso el lenguaje para 3 cosas....", la verdad me caes muy bien. Eres un buen amigo y aunque aveces crees que eres raro en particular creo que eres bastante normal, centrado y de buenos sentimientos. Aunque lo niegues.

Como te lo dije en tu casa perdón por la forma en la que me comporte pero traía cosas dentro y creo que lo sabes y me comprendes. En fin espero que la próxima peda sea solo entre amigos y nos la pasemos chido, como la primera vez y le hablemos a las viejas a las 3 de la mañana y cosas de esas no?

H.I.C.T. dijo...

.

Desafortunadamente comentaste antes de que termine de escribirlo, el tema va a cambiar un poco al respecto Kerchak...

.

Rose dijo...

En parte coincido contigo con la cuestión de deshumanización a causa del alcohol, pero yo pensaría que no sólo el alcohol provoca este tipo de reacciones, incluso es algo contradictorio porque el alcohol puede “unir” (y lo pongo así porque da una falsa percepción de la realidad) a las personas, aunque claro, también las puede meter tanto en su mundo que genera abstracción o simplemente un estado como de no –presencia.

Y con respecto al tema de tu supuesta insensibilidad, pues en realidad no creo que sea así, sino todo lo contrario. Tan sólo lo del Mexican fue uno de esos tantos chispazos que te ocurren tan frecuentemente en cuanto se trata de los cuates, amigos, etc y que dejan ver (o al menos yo sí lo veo) parte de esa mezcla de personalidad que habita en tu interior. Para mí no es sorpresa cada vez encontrar cosas “diferentes” en ti, aunque tú digas que no están o que no las quieras ver (ese es otro punto y tal vez por algo lo hagas) o igual y la que está viendo mal soy yo (que también es 100% factible dentro del marco de demencia en el cual vivo).

Et, malgré tout, tu a vaincu un trauma (pendant quelques heures): tu a dancé avec moi et surtout que tu avais l'air heureux (et tu n'etais pas ivrogne.....)

See you later navigator =)