ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
domingo, diciembre 30, 2007

¿Regresando de Puebla?

Espetado por Sólo Héctor |

.

Pensé que iba a hacer más frío, que decepción...


Me fui a pasar unos días a las afueras de Zacatlán de las Manzanas, estado de Puebla; donde mi padre tiene un pequeño terreno al lado de la casa de mi tío.

Me fui ataviado con la indumentaria necesaria para un frío atroz -léase suéter, chamarra, playera de manga larga, ropa interior térmica, bufanda, guantes, gorra de asesino de la bahía, etc-, para que solo con un suéter y la chimenea, pasara bien la tarde. ¡No es justo, yo quería morirme de frío como siempre!

Dentro de las cosas más rescatables de la jornada de trabajo -porque mi padre me pone a trabajar en el terreno-, están que me encontré un pequeño murciélago dormitando en un árbol, vi a un pájaro carpintero taladrando un árbol del vecino y que por fin pude ir -después de 4 meses de no haberlo hecho-.

Aunque las camas de allá no me agradan nada, pero ya que se le va a hacer... yo ni las compré.

Prometo subir pronto las fotos del vampiro canadiense, a no, del pequeño murciélago.

Pd. Ya tengo celular nuevo, espero no perderlo otra vez.

.