ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
jueves, marzo 05, 2009

¿Soñé con Romy?

Espetado por Sólo Héctor |

.

Don't want to think about it
Don't want to talk about it
I'm just so sick about it
Can't believe it's ending this way

Just so confused about it
Feeling the blues about it
I just can't do without ya
Can you tell me is this fair?

Is this the way it's really going down?
Is this how we say goodbye?


Tuve un sueño... uno no muy placentero.

Iba yo llegando en el metro a una estación que no era ninguna de las que conozco... era como las de la línea verde -con ese piso gris deprimente-, pero estaba junto a una zona arqueológica, de la cual sólo estaba separada por una típica reja gris verdosa del metro de la ciudad de México.

En mi sueño yo tenía novia, a la cual, por conveniencia, llamaremos Romy.

En la estación buscaba impaciente -con el ardor del amante que no ha visto a su enamorada en meses- el rostro de Romy entre la gente. La encontraba justo al final de la estación: delgada, cabello negro, largo y suelto, grandes ojos oscuros delicadamente delineados y un tono pálido de piel. Estaba junto a unos extraños amigos, pero había algo discorde en ellos. El aspecto de Romy era algo oscuro y sus amigos no eran oscuros y malos, sino que eran raros y fresas, como estudiantes sacados del CCC.

Mientras más me acercaba, me daba cuenta que ella abrazaba a un tipo y que sus amigos los veían naturalmente. Romy estaba recargada en un pilar, con sus brazos alrededor del cuello de su amante y besándolo tiernamente. No distinguí su cara, pero obviamente no era yo.

Sentí el típico golpe en el abdomen que me aqueja cuando algo me incomoda mucho y mi cuerpo se tensaba instantáneamente. Él -a su vez-, la tenía tomada por la cintura y yo sentía como los celos hervían en mi interior.

En mi sueño sabía que los amigos de Romy no me conocían, aprovechándome de ese hecho me acercaba con naturalidad hacia ellos, fue cuando oí a un tipo a la derecha de Romy -alto, con rastas y banda en el cabello- decir:

-Y tu novio/el gobernado de Venezuela, ¿sabía que ibas a venir a esperarlo?

Cuando terminó de decir esa frase, yo ya estaba junto a Romy, recargado en el pilar de tal forma que mi mano derecha estaba en mi cuello y mi codo en el elemento estructural. Como asintiendo a lo que él estaba diciendo, alcancé a musitar en un tono irónico:

-¿Ajá? -con un tono que burlón que parecía decir: ¿lo sabe?-.

Romy volteaba de golpe, y sin decir nada, comenzaba a correr a una velocidad que me era imposible alcanzarla, iba en dirección de donde yo creía que estaban las vías del metro, pero que ya no estaban (ya saben como son de locos mis sueños). Corte a: veía a Romy subir unas escaleras a toda velocidad desde una perspectiva de tercera persona. Corte a: volvía a tener vista de primera persona. Era yo nuevamente. Daba media vuelta y caminaba desenfadadamente hacía la salida del lado contrario, pasaba junto a los amigos de Romy y espetaba en voz alta para que pudieran oírme:

-¿Mmm? -pensativamente-, ¡chelas! -descaradamente-.

Volteaba a verlos de reojo y les mostraba una sonrisa irónica mientras subía las escaleras. Al salir del metro, ya que estaba solo como para permitirme mostrar debilidad, pensaba:

A lo mejor sus amigos me pueden explicar que demonios es lo que estaba pasando. Giraba nuevamente y regresaba a la entrada del metro.

Corte a: fin del sueño.



Nota: ¿por qué la frase de "tu novio/el gobernado de Venezuela"? No tengo la menor idea, pero recuerdo que eso fue lo que dijo el tipo en mi sueño.


What goes around, goes around, goes around
Comes all the way back around

What goes around comes back around
I thought I told ya, hey


Disclaimer: fragmento de What Goes Around.../...Comes Around Interlude de Justin Timberlake.

.