ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
domingo, abril 13, 2008

Conclusiones después de la Cruda Vol. 3

Espetado por Sólo Héctor |

.

Por segundo viernes consecutivo me fui de parranda en un día en el cual no suelo hacer nada...

Primero Rose, Kerchak, Mundo, Yased, el vecino y la vecina -nuevos personajes en la historia de mi vida-, una amiga de los vecinos -que según entendí me la querían presentar desde hace tiempo. ¿Pero cuánto tiempo es hace tiempo? los conozco desde hace unas 3 semanas-, y yo comenzamos con un six-pack de cervezas en el lugar donde nos encontrábamos (si las cuentas no les salen es porque Kerchak y Rose compartieron una cerveza, la vecina y su amiga no tomaron. La cerveza que sobraba se la tomó Erwin, que apareció de repente y desapareció de la misma forma cuando su cerveza acabó).

Al terminarnos el six -que no nos duró ni para el arranque-, nos desplazamos donde Doña Pelos (entiéndase por Doña Pelos la fonda que se convierte en bar de mala muerte los viernes por la tarde).

Después de un par de horas y varias rondas de cerveza nos desplazamos al depto de Kerchak. Podría decirse que fue el estreno/bautizo del depto... lo cual nos lleva a la pregunta: ¿cómo es posible que una bola de ingenieros no hayan organizado nada para estrenar el depto con anterioridad?

Antes de partir fuimos al am/pm por provisiones, posteriormente abordamos el Chevy del vecino (siete almas en un automóvil compacto de tres puertas, y fueron siete porque Mundo nos había abandonado desde hace tiempo) y tomamos rumbo de Chez Kerchak...

En casa de Kerchak bajó la intensidad de alcoholización y nos pusimos a jugar dominó... Ya entrada la noche -y aprovechando que no estaba Camilo-, me dormí en la habitación de su hermano.

Por razones que evito publicar en este -honorable- blog, los sábados tengo que levantarme temprano y partir ha realizar ciertas actividades. Estando lejos de mi casa, tuve que madrugar y a las 6:30 de la mañana ya estaba en camino de mi hogar.

Es en este lapso cuando tuve la primera reflexión que comparto ahora:

Las criaturas de la noche somos raras, cada noche me convenzo más de eso...

¿Cual fue el detonante para semejante estupidez pensamiento? En mi odisea hacia el metro panteones encontré a un invidente -de esos que suelen chocar conmigo en las estaciones-, en rumbo a su lugar de trabajo. Llevaba dos mochilas, una donde va la bosina y otra en donde guarda los discos que vende ilegalmente en los vagones del metro.

La segunda estupidez reflexión es un poco más profunda y personal:

Por la amistad se está dispuesto a realizar una serie de pequeños e imperceptibles sacrificios...

Mi amigo el Don es una persona muy idealista, tal vez demasiado idealista para su edad. Como buen idealista es demasiado rígido, cree que cada individuo debe comportarse de acuerdo a sus ideales, sus creencias o preceptos. En cierta forma tiene razón, pero es aquí cuando entra en acción la estupidez reflexión anterior.

El Don suele juzgarme mucho, de hecho lo hace con todo el mundo -así como todos nosotros lo hacemos-, pero conmigo siente cierta confianza y cuando realizo algo que confronte directamente a mis múltiples monólogos de crítica musical, me mira a los ojos y reniega con la cabeza en gesto de desaprobación. Un ejemplo claro a este tipo de comportamientos se presenta en las fiestas/reuniones/pedas... por lo general, en las fiestas no se suele tocar Pink Floyd, Rage Against the Machine, Aesma Daeva o Black Sabbath -a menos que vayas a fiestas de ¡rockers de corazón!-. En México lo que se toca es pop, cumbias/salsas y norteñas... graciosamente ese suele ser el orden. A medida que el grado de alcoholización va creciendo, los temores se van dispersando y después de una charla superficial (con background musical popero), comienzas a bailar (cumbias/salsas) y ya cuando se está bien alcoholizado, comienzan a aflorar los sentimientos de insatisfacción y penas del corazón, siempre acompañados de la Banda el Recodo -claro está-, Intocable o cualquier otro grupo norteño/duranguense de moda. Pero ¿por qué el Don me mira con odio?

En ciertas ocasiones, cuando voy a una fiesta, bailo -algo que es extremadamente raro y que odio con gran intensidad-. ¿Y qué bailo? pues todos aquellos géneros de música que no son de mi agrado: cumbias, salsas y norteñas. Pero yo comprendo que si estás en una fiesta, es porque de cierta forma deseas divertirte: si estás con tus amigos echando relajo, no siempre van a tocar la música que es de tu agrado, así que yo estoy dispuesto a sacrificarme a que se pudran mis oídos, a oír y bailar música que en mis seis sentidos no pondría ni en mi lapsus más grande. ¿Comprendes mi punto Don o te lo explico con unas chelas?

Nota Emo. Mi querida Jo fue al concierto de Within Temptation y cuando estaba formada para la entrada, pasó un señor en su carro y les dijo a los de la fila "pinches EMOS chinguen a su madre". En palabras de Jo: "lo que es la ignorancia"... ¿emos en un concierto de Within Temptation?



.

1 Rumor(es):

NaaN dijo...

La criaturas de la noche somos bien raros, es cierto.