ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
miércoles, marzo 05, 2008

Lord of War?

Espetado por Sólo Héctor |

.

A lo largo del tiempo me he dado cuenta de una cosa, me encantan los monólogos.

¿Por qué Hamlet es mi obra favorita? Los monólogos.
¿Por qué me atrae una descripción narrativa? Los monólogos.
¿Por qué me encantó la película de hoy? Fácil y simple: los monólogos.

Uno de los mejores monólogos de apertura del cine lo pronuncia John Travolta en Swordfish:

You know what the problem with Hollywood is? They make shit. Unbelievable, unremarkable shit.

Now, I'm not some grungy wannabe filmmaker that's searching for existentialism through a haze of bong smoke or something. No, it's easy to pick apart bad acting, short-sighted directing, and a purely moronic stringing together of words that many of the studios term as "prose". No, I'm talking about the lack of realism. Realism; not a pervasive element in today's modern American cinematic vision.

Take Dog Day Afternoon, for example. Arguably Pacino's best work, short of Scarface and Godfather Part 1, of course. Masterpiece of directing, easily Lumet's best. The cinematography, the acting, the screenplay, all top-notch. But... they didn't push the envelope. Now what if in Dog Day, Sonny REALLY wanted to get away with it? What if? -now here's the tricky part- what if he started killing hostages right away?

No mercy, no quarter. "Meet our demands or the pretty blonde in the bellbottoms gets it the back of the head."

Bam, splat! What?, 'still no bus? Come on! How many innocent victims splattered across a window would it take to have the city reverse it's policy on hostage situations?

And this is 1976; there's no CNN, there's no CNBC, there's no internet! Now fast forward to today, present time, same situation. How quickly would the modern media make a frenzy over this? In a matter of hours, it'd be biggest story from Boston to Budapest! Ten hostages die, twenty, thirty; bam bam, right after another, all caught in high-def, computer-enhanced, color corrected. You can practically taste the brain matter.

All for what? A bus?, a plane? A couple of million dollars that's federally insured?

I don't think so. Just a thought. I mean, it's not within the realm of conventional cinema... but what if?

Lástima que semejante discurso solo sirviera para lo mismo que critica: Increíble e insignificante mierda cinematográfica. La fuerza que conllevan esas palabras, solo te hacen sentir una frustración creciente a medida que la trama de la película se va desarrollando.

En Lord of War, el escritor y director de la cinta Andrew Niccol, logra llevar una muy buena historia a través de la narración de Nicolas Cage. Cuando veías el trailer en el cine, lo primero que oías es una de las frases memorables de la película:

There are over 550 million firearms in worldwide circulation. That's one firearm for every twelve people on the planet. The only question is: How do we arm the other 11?

La frase es solida y lo suficientemente reveladora para atraerte, pero al mismo tiempo describe perfectamente el sentido de la película en general.

Pero la verdadera frase memorable del día de hoy es todo un monólogo de Yuri Orlov (el personaje de Nicolas Cage):

Of all the weapons in the vast soviet arsenal, nothing was more profitable than Avtomat Kalashnikova model of 1947. More commonly known as the AK-47, or Kalashnikov. It's the world's most popular assault rifle. A weapon all fighters love. An elegantly simple 9 pound amalgamation of forged steel and plywood. It doesn't break, jam, or overheat. It'll shoot whether it's covered in mud or filled with sand. It's so easy, even a child can use it; and they do. The Soviets put the gun on a coin. Mozambique put it on their flag. Since the end of the Cold War, the Kalashnikov has become the Russian people's greatest export. After that comes vodka, caviar, and suicidal novelists. One thing is for sure, no one was lining up to buy their cars.

El discurso lo oí por primera vez no en voz de Nicolas Cage, sino de Tony Higgins, el personaje del Podcast de Olallo Rubio. La estructura es casi la misma, pero el final tiene un enfoque ciertamente distinto y mucho más caótico. El hecho de que Olallo lo haya usado, no hace más que reforzar mi punto de que es un buen discurso.

Al fin de cuentas, es una buena película con un final anticlimático -como las buenas películas suelen tener- que ciertamente, vale la pena ver.

.