ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
lunes, febrero 04, 2008

¿Pertenencia a un grupo social?

Espetado por Sólo Héctor |

.

Hace unos días, ma chère Jo realizó una de las más grandes ofensas que alguien me haya hecho... dijo que me estaba convirtiendo en parte de un movimiento social al cual no pertenezco ni en ideología -si es que tienen-, ni en generación; por lo tanto, como perteneciente a un movimiento bien definido y con claros exponentes tanto ideológicos, artísticos y últimamente políticos, me veo obligado a odiar... en otras palabras -si Jo tiene razón-, me vería obligado a odiarme.

Veamos un poco de contexto: yo nací y crecí entre los últimos gritos de agonía de la generación X -si, como la película- y los primeros llantos de la generación Y... tanto ideológica como musicalmente, mis influencias son ciertamente de la generación X -siempre he preferido tratar con gente mayor que yo-, pero mi forma de expresión es más caótica, en clara influencia de lo que algunos críticos de cine llaman la generación MTV(1) -si, como el degradado canal de televisión restringida (ok, por cable, p'a que entiendan)-.

Mi apariencia, así como mi sentido del humor un tanto oscuro, realista y desencantado, son una clara influencia del Grunge; mis pantalones de mezclilla rotos y sin lavar; mis vans -también rotos- y mis playeras también lo son.

Uno de mis argumentos más irónicos -espero lo hayan notado- fue la frase: "me veo obligado a odiar..." Es como cuando hablé sobre la ToE: al chico surfista lo menosprecian porque no pertenece al emocionante mundo de los físicos; en lugar de permanecer pálido y ojeroso dentro de un laboratorio de alguna universidad, pasa los veranos surfeando y los inviernos esquiando...

...entonces ¿una generación se ve obligada a odiar a su sucesora?, ¿un grupos social se ve obligado a odiar a otro?, ¿un ateo debe odiar a un creyente?, ¿un positivista debe odiar a un escolástico?, ¿Marx debe odiar a Proudhon -bueno, tal vez no lo odiaba, pero si le dio una revolcada intelectual-? No lo creo. Entonces ¿por qué existe tanta tensión entre un Goth y un indie?, ¿entre un rocker y un emo?

Odio la palabra tolerancia -aunque una prima lo haya pedido como deseo de año nuevo- y más aun ya que se puso de moda; no, yo me pronuncio en contra de la tolerancia, lo que hace falta es entendimiento y respeto.


1 La generación MTV es un término -despectivo como la mayoría de los nombres de las generaciones-, que se utiliza para designar a aquellos directores de cine que no son capaces de mantener una escena con más de 30s antes de un corte. Por lo tanto, el discurso narrativo es muy rápido y no da lugar a escenas dramáticas en las cuales, todo el peso caiga en una buena actuación del (de los) actor(es) -un buen ejemplo reciente, es la escena del Tequila que fue totalmente improvisada en la película Two Girls and a Guy de James Toback con las actuaciones de Robert Downey Jr., Heather Graham y Natasha Gregson Wagner-. Algunos de estos directores, antes de dirigir películas, en efecto dirigían videos musicales los cuales se transmitían por MTV.

.