ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
martes, enero 09, 2007

¿Es verdad la segunda noble verdad del budismo?

Espetado por Sólo Héctor |

.

¿Cuál es el gran problema del hombre?

El problema -según yo- es medirlo todo. Piensen un poco acerca de ello:

¿Quién es más inteligente?

¿Quién es más tonto?

¿Quién es más capaz de hacer algo?

¿Quién canta mejor?

¿Quién toca mejor?

¿Qué nación es más poderosa?

¿Qué país lee más libros?

¿Quién es más alto?

¿En dónde muere más gente de hambre?

¿Quién tiene mejor promedio?

¿Quién odia menos?

¿Quién ama más?

Pero el problema no es medir cosas sustanciales, materia, objetos; el problema es medir cosas insustanciales, capacidades, sentimientos, inteligencia.

El problema comienza desde el simple juego de palabras de los amantes: yo te amo... no, yo te amo más... la importancia no radica en quien ama con mayor intensidad (¿cómo demonios se puede medir eso?), sino el sentimiento que comparten y los une.

Para alguien que cree que los demás son más felices que él, su problema no es su miseria, su problema es no apreciar lo que lo rodea.

El problema no es ser tonto, el problema es que hay gente que se cree mejor que los demás.

El problema no es la belleza, el problema es lo superficiales que somos.

La segunda noble verdad del buddhismo es que el sufrimiento es causado por el deseo; entonces ¿el medir algo es acaso el trasfondo para el deseo?

¿Por qué se desea algo? es acaso ¿por qué no se tiene? o ¿por qué se necesita? y si se tiene ¿pero se desea algo mejor?, el eterno ciclo del deseo... ¿Entonces no deberíamos de medir las cosas? <- Esa es la verdadera pregunta de hoy.

.

1 Rumor(es):

Annel dijo...

Me gustó este... articulo? jeje
Es muy cierto, siempre estamos midiendo todo, hasta lo q no podemos medir!