ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
miércoles, septiembre 09, 2009

Sueños varios.

Espetado por Sólo Héctor |

.

Hace como un mes soñé que mi madre y yo estábamos en la puerta de la casa. Yo veía en la esquina de la reja y el muro una gran rata negra que se asomaba entre las hiedras. Cuando llamaba a mi madre para que la viera, la rata se escondía en las enredaderas, mi madre proseguía a llamarme loco y seguíamos conversando...

Al poco rato, la rata se volvía a asomar y mi madre ahora sí la veía. Por alguna extraña razón, la rata en lugar de huir de nosotros, corría hacia la puerta; yo alcanzaba a cerrarla un poco, pero la rata la empujaba y no me permitía cerrarla del todo.

Mi madre permanecía en mutis en mi sueño puesto que no hacía nada, yo le gritaba que fuera por el machete para tratar de matarla: esta rata tenía una fuerza descomunal y no me permitía cerrar la puerta aun. Cuando mi madre regresaba con el machete, la rata había metido la cabeza a la casa y yo la tenía aprisionada con el marco y la puerta, pero no podía matarla...

...antes de que mi madre hiciera algo con el machete, mi sueño se acabó.

...

Unos pocos días después soñé que iba a una tienda Zara y veía una bufanda blanca con gris, compuesta en realidad de tres bufandas. La primera era una bufanda blanca, tejida y gruesa, tan gruesa como un suéter. La segunda era un poco más vaporosa, de una tela ligera, algo así como una kufiyya, pero completamente gris. La tercera era una bufanda circular azul cielo que servía para algo así como unir las otras dos en una sola. Sí, tengo sueños bastante raros después de visitar un Palacio de Hierro y una tienda Zara... y sí, tengo un enamoramiento brutal con las bufandas... cuando veo una en una tienda, lo primero que hago es estirarme para tocar su tela (y después revisar su precio, soy pobre).

...

Soñé que temblaba, no me acuerdo en donde estaba o con quien, pero fue algo raro...

...

Soñé que mi novia me cortaba. Así 'nomás, sueño corto y conciso. :P

.

2 Rumor(es):

Aura dijo...

No has estado durmiendo bien, ¿verdad? PAhora que lo pienso, creo nunca he soñado ratas.

Hein? dijo...

.

@Aura: Pues en un mes son los únicos sueños que recuerdo, así que no está tan mal. =P

.