ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
sábado, diciembre 06, 2008

¿Mi sueño de cuando era parte de un equipo tipo Scooby Doo?

Espetado por Sólo Héctor |

.

Si, así como se lee en el título, tuve un sueño de lo más aburrido... justo como las viejas caricaturas que repiten ad náuseam de Scooby-Doo.

Pues fue algo así como la noche del martes:

Soñé que estaba en una tienda de ropa oscura y deprimente -que me recuerda a las de Ciudad Obregón o unas horribles de Tijuana-, con un grupo de personas -entre ellas una chava con la que yo presumiblemente estaba relacionado sentimentalmente- y un intendente nos estaba contando que había un fantasma acosando la tienda.

Yo -todo un hombre de ciencia-, comenzaba a decir:

-Esas son mamadas, los fantasmas no existen.

Y de pronto, que sale de la nada una chava con chamarra de piel negra y cabello blanco recortado a la altura del hombro, en una moto y atravesando la tienda a toda velocidad para finalmente, desaparecer cruzando por un escaparate de cristal sin romperlo.

Yo -en mi sueño-, comencé a pensar:

-No, eso es una proyección... a huevo, utilizaron un proyector de cine.

Así que me salía corriendo y en la calle perseguía a la chava de la moto, mientras seguía pensando:

-Si, a huevo, es un proyector de cine... aquí debe haber otro: encima de esa casa.

De pronto, al final de la calle había una reja como de cementerio, grande y tétrica, y la chava desaparece cruzandola. Entonces yo me quedaba jadeante (con mi buena condición física de hombre de ciencia) pensando:

-Si, son proyectores.

Entonces aparece la chava con la que estaba en la tienda, se me acera y le cuento lo que estoy pensado...

¡Y zaz! Que despierto sin haber resuelto el misterio.


Pd 1. No creo haber utilizado ese vocabulario en mi sueño, pero así me plació contarlo.

Pd 2. Como le hubiera gustado a mi querida Jo: no he tenido la segunda parte de ese sueño.

.

1 Rumor(es):

naan dijo...

Tu inconsciente te dice que nunca creas al 100% en nada, que todo te lo cuestiones jejeje. No, no, no me llamo Freud.