ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
domingo, agosto 17, 2008

La apología de los estúpidos

Espetado por Sólo Héctor |

.

A ver mi querida Dulce, cuando te pones así me decepcionas.

Voy a destrozarte poco a poco, en primera porque te estimo y creo que estás tomando el camino del lado oscuro.

En segunda, porque soy un estúpido que propicia y se deleita del sufrimiento ajeno, que compra artículos de piel, que va comer al Mc Donald's, que asiste a corridas de toros, pero principalmente, porque soy un estúpido que discrimina (al igual que tú lo demuestras en toda la extensión de tu texto)...

En tercera -y más importante-, porque soy un de esos estúpidos, inconcientes e incapaces de ver más allá de sus propios actos (creeme que si todos lo fueramos, ni siquiera naceríamos).

De acuerdo a mi diccionario de batalla, estúpido es alguien de torpe y de poca inteligencia. Pero la intaligencia es la facultad de entender, de comprender. Esta es mi introducción, mi punto central y a su vez, el que cerrará este ensayo.

Nuestro país es clasista, no lo niego y tú misma lo eres. Llamas a ciertos sectores minoritarios de la sociedad como una raza tan cagada o raza dizque privilegiada, pero no siendo suficiente, te crees miembro de otro sector, de un sector dizque privilegiado, ya que los morenos instruidos -total y completamente diferentes de los Indios Pendejos-, merecen salir e insultar a las alumnas del Regina y los yuppies del Tec, porque por haber leído unas cuantas letras en unos cuantos libros los hacen superiores. Es más, formen su propio partido, son tan superiores e intelectualmente preparados que lo merecen, ¿por qué no lo llaman NAcional NerdíZImo? José Vasconcelos estaría súmamente descepcionado de todos nosotros.

Te noto resentida, parece que coleccionas conocimientos e idiomas en un afán de romántico de conocimiento y en un rencor que te hace atesorar tus conocimientos para tener con que abofetear a los ricos ya que tu cuenta bancaria no puede hacerlo.

Actúas llevada por la ira y tú misma estás sentando la base para la destrucción de tu pensamiento. No haces a lo largo de tu pequeño ensayo mas que ser incongruente, primeramente llamas al conocimiento patrimonio de y para cultos, pero es de quien quiera venir a poseerlo. Osea ¿cómo?, ¿es patrimonio para todos, pero ese todos es un subconjunto del universo humanidad solo integrado por cultos? Pero ¡no hay vacuna contra la pendejez! a pesar de que el conocimiento es de quien quiera venir a poseerlo. Ah, lo tengo, error mío. Asumí que la pendejez se curaba con conocimiento. Creo que se debe a que la acepción de Pendejez en el diccionario no corresponde a lo que estamos tratando. Seguramente es una palabra que proviene de un idioma extranjero y, como aclaré anteriormente: soy un estúpido, por eso no sé de que hablamos.

Preguntas: ¿de qué les serviría en su mundo de plástico?, pero si ciertas clases de conocimiento no les son útiles ¿por eso hay que odiarlos?, ¿por discernir entre conocimientos que les son útiles y los que no? Por favor Dulce, te podías haber esmerado un poco más.

En el pasado has dicho que me aprecias, pero creo que se debe a que no me conoces lo suficiente. Yo no estoy al tanto de las caricaturas de los años 80 (ni me interesa estarlo), de la cultura musulmana (la nueva potencia imperialista es China, ¿para qué preocuparme por los musulmanes si están bastante ocupados matándose entre ellos?), y creo que una gran cantidad de cómics son literatura barata que no es capaz de llevar una historia con palabras y se auxilia de imágenes o que por el contrario, son dibujos tán superficiales, que son incapaces de transmitir una emoción sin recurrir al lenguaje escrito. Anda, te estoy esperando, ven y ódiame, mientame la madre en cuanto idioma conozcas, yo sabré responderte estoicamente.

Supongo que mi disertación será total y completamente ignorada, ya que no soy humilde, sumiso o respetuoso. En algunas personas, la humildad es el encumbramiento máximo de sus dones, convirtiéndose así en todo lo contrario. Nietzche decía que el orgullo es lo que te hace esconder tu cola de pavo real al mundo y uno de mis diccionarios dice que la humildad es la ausencia de orgullo, así que la humildad también puede ser interpretada como pavonearse. Y eso es lo que estoy haciendo en este momento. De la misma forma, cuando considero que algo es erróneo, soy el primero en irrumpir con argumentos de batalla. ¿Respeto?, ¿cumplir una orden o seguir una norma?, ¿y si son erróneas? ¡NO! La humildad y el respeto son armas que deben de estar en nuestro arsenal pero deben ser disparadas a discreción, no ser usadas en cualquier batalla.

¿Te atreves a decir que la poesía mexicana descansa en Paz? ¿El escritor de la peor carta de presentación de la sociedad mexicana hacía el mundo? Y que Nezahualcóyotl, Sor Juana Inés de la Cruz, Amado Nervo, Andrés Quintana Roo, Guillermo Prieto, Manuel Gutiérrez Nájera, Salvador Díaz Mirón, Manuel José Othón, Luis Gonzaga Urbina, Enrique González Martínez, Carlos Pellicer, Xavier Villaurrutia y Gilberto Owen se pudran en sus tumbas ¿no?

Hablas de otros entornos como si los conocieras a la perfección, pero tu incapacidad de ver más allá de tu propia realidad es increíblemente abrumadora. La cultura no es solo un patrimonio, también es un accesorio -y cabe agregar que es de los mejores a ostentar (y tú lo haces todo el tiempo)-. ¿Alguna vez has ido a alguna junta de patronato de museo?, ¿has estado en la inauguración de alguna exposición del museo Soumaya? ¿has hecho un análisis socio-económico de la audiencia regular del teatro?, ¿te has preguntado por qué Germán Dehesa escribía al final de la revista Quién o por qué la fundación Harp-Helú dona millones al IPN? ¡Porque el poseer o fomentar la cultura es una de las mejores joyas de la corona!

Pero lo más nefasto lo dejaste hasta el final: ¿Y además, no tendríamos chance de pendejear tan seguido a esta raza tan cagada? En este momento querida, no estás demostrando ser mejor que los que criticas Y yo tampoco, pero yo no ando discriminando a las personas por sus actitudes, sino por tener la osadía de creer que tienen la verdad en la boca.

Entonces, si estúpido es alguien torpe y de pocas facultades para entender o comprender, ¿quién es el estúpido ahora?

Ahora, si me disculpas, soy tan estúpido que no tengo perdón. El juicio público de blogueros me ha condenado a muerte e iré a beber mi vaso de cicuta.

.

1 Rumor(es):

entertothematrix dijo...

Ay Héctor, mirrrey, no sabía que fueras tan azotado.

Cómo explicarme (creo que necesitaria otro ensayo :P), pero tu mismo estas pregonando la capacidad de entender.

Tons, haz uso de esa capacidad y no saques conclusiones tan apresuradamente. Si relees mi ensayo con calma, te daras cuenta que nunca quise en realidad, hacer una apología de los pendejos.

En resumen, creo que te lo deberías tomar todo con mucha menos seriedad y más humor.

Y sí, como sabes, mi trabajo muchas veces implica participar en actos culturales de la UNAM, en la OFUNAM, en colaboración con el INBA, el CONACULTA, por mencionar algunos. Algún dia te invitaré a un evento en Casa Lamm.

Y no, en contra de lo que crees, no te odio. Bueno, tal vez un poquito cuando vas a las corridas de toros, pero pss no puedo pedir que detestes todo lo que yo detesto, fuera de eso ñe. Si hasta me caes bien!

Mas bien parece que el que no me conoces eres tu, si crees que por escribir eso te voy a mentar la mandre. Oh, no, mi querido Héctor. Nada más erróneo.


p.d. Lo de los "indios pendejos" era un sarcasmo, por si no lo notaste.
p.p.d. Lo de "la poesía mexicana descansa en Paz", no es mío, lo dijo otro poeta, con la obvia doble connotación, que no creo, porque tu haz visto que he publicado poemas de Verónika Wolkow, Elsa Cross, Griselta Alvarez y muchas otras muy posteriores a Paz.