ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
jueves, mayo 01, 2008

¿Muere Albert Hofmann?

Espetado por Sólo Héctor |

.

A la edad de 102 años, muere el padre del LSD.

R.I.P. Albert Hofmann


P.D. Falazexy dejó un comentario en este post con el siguiente contenido:

¡Cabrón, murió tan viejo porque seguro nunca se metió lo que inventó!

Oiga, qué halago que tan nobles personajes que acomodan sus libros con ahínco quieran contactarme. Te dejo mi mail por lo pronto: ********@*******.***

Saludos

Aunque no me lo pidió, borro su mensaje para que su correo se mantenga en el anonimato y además, contesto a su comentario de la siguiente forma:

Pues aunque no lo creas si lo probó. De hecho, él estaba de acuerdo con el uso del LSD como droga recreativa y siempre sostuvo que su prohibición era por cuestiones políticas más que de salud... igual que muchos sostienen de la mota. Pero fuera del morbo, Hofmann sostenía que "el poder del LSD para alterar la actividad mental podía ayudar a estudiar el funcionamiento del cerebro" (yo opino lo mismo del alcohol).

Antes de la prohibición del LSD, su uso era bastante extendido entre las cúpulas intelectuales y pacifistas de EEUU. A su vez, surgieron en muchos países salones para el consumo de LSD (México era uno de ellos), donde dicho consumo era supervisado por médicos, los cuales monitorizaban las reacciones del organismo e impedían que se cometiera alguna tontería o que el LSD provocara algún bajón. Una de las experiencias más intensas que relatan se producía en dichos lugares era el observar una rosa, dicen que parecía como si floreciera... o creciera... o te hablara... jajaja. Según sé, el LSD posee un sabor extremadamente desagradable, es por eso que se vertía el químico en terrones de azúcar, los cuales eran ingeridos para provocar todo tipo de pachequeses.

.

1 Rumor(es):

Falazexy dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.