ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
domingo, abril 27, 2008

Conclusiones después de la cruda Vol. 4-6

Espetado por Sólo Héctor |

.

Ok. Ha pasado el tiempo desde que quería escribir este post, pero aun recuerdo algunos detalles 1...

Vol. 4

El viernes ante pasado nos fuimos de reunión -nuevamente- al depto de Kerchak... las cosas no terminaron bien. Desgraciadamente no creo en el destino, pero si lo hiciera, diría que el destino daba señales de que esa reunión no se debía llevarse a cabo.

Antecedentes:

  1. El Little John no sabe medir su forma de beber.
  2. Cuando Little John bebe, se pone sentimental y toma toda acción como si fuera una afrenta a muerte.
  3. Cuando Little John bebe y conduce, usa su automóvil como el arma para enfrentar la satisfacción que acaba de solicitar a la vida.

La tarde de la reunión, Kerchak se mostraba bastante a disgusto con la realización de la misma (mi querido Kerchak es de Morelos, por esa razón, los fines de semana regresa a la residencia de su familia, generalmente se va -o prepara todas sus cosas- los viernes en la tarde. Así que cuando no pudo partir chez lui, se molestó porque nosotros -toda la bola de gorrones- no mostrábamos el entusiasmo requerido ante una peda de grandes magnitudes).

Kerchak salió de la escuela a medio día, bastante malhumorado y espetando: pues si quieren, lleguen a mi casa.

Así, que el Sirenito, Rose y yo, tomamos nuestro camino a su depto tiempo después. Cuando llegamos, Kerchak y Little John ya habían comenzado a tomar... Kerchak tenía un mejor humor y Little John ya comenzaba a mostrar ese característico color rojo de su ebriedad.

Como en toda reunión de nuestro grupo, hubo alcohol, burlas y chistes malos. Pero a diferencia de otras ocasiones, yo tenía que llegar a mi casa temprano, así que a las 20:00 horas yo ya estaba despidiéndome.

Para esa hora, Little John ya había tenido varias rabietas: había amenazado de irse y de orinar en la tarja de la cocina de Kerchak.

Cuando me iba, Little John comenzó a descender del cuarto piso del depto por las escaleras (porque no hay elevador) y en la planta baja, casi se bronquea con una inquilina cuando está trató de levantarlo después de un pequeño borrachazo...

El punto es que en un descuido del Kerchak y mío, Little John subió a su automóvil y desde entonces no lo volvemos a ver.

Vol. 5

Al siguiente día -sábado-, como a las 12 de la tarde, recibí una llama de Rose preguntándome si no sabía nada de Little John...

Esa tarde, tenía yo otra reunión nuevamente con los amigos de mi padre... también tenía pendiente en molestar a Jo por teléfono, cosa que no sucedió porque me quedé sin crédito.

La reunión sucedió sin sobresaltos: vino, mezcal, plática, política... los amigos de mi padre son muy divertidos a su manera.

Lo que cabe resaltar es que como buenos sociólogos, son perredistas 2 de hueso colorado. Es más, no solo son perredistas, son Obradoristas de hueso colorado...

Vol. 6

El sábado -osea ayer-, fue la fiesta de despedida de mi tío Paris ya que parte a tierras cálidas y áridas al norte del país.

En la reunión me dí cuenta que me falta mucho por leer, uno de mis argumentos más usados fue destruido en 15 segundos por mi futura prima...

Por mi está bien, me cae bien la mina... pero tengo que debatir el punto... aunque ella ni se entere de esta situación, es personal... ¡tengo que encontrar un nuevo punto que sea valido (por lo menos hasta que alguien más lo derrumbe)!

1. En este momento es 22 de junio y aún no sabemos ciertamente que pasó con Little John

2. No estoy generalizando, solo divirtiéndome con las generalizaciones.

P.d. Little John está bien. Ya regresó a la maestría, sólo le tomó un semestre y medio

.