ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
viernes, marzo 21, 2008

¿Cocinando?

.

Cuando estoy solo en mi casa -generalmente una vez al mes-, aparte de hacer fiestas legendarias -jajaja, mentira-, me toca cocinar mi ración correspondiente de alimento. Al principio cocinaba una zarta de porquerías -aun recuerdo con desagrado mi primer omelette-, pero siguiendo la curva de aprendizaje, fui mejorando poco a poco. Ahora no me puedo jactar de ser un chef de clase mundial, pero mi comida es bastante aceptable -o por lo menos mi hambre eso me hace creer-. Lo mejor -o peor- de todo, es que como no se muchas recetas, suelo experimentar con lo que encuentro en la alacena y en el frigorífico -jo jo, frigorífico (chale que plaquetoso estuve)-.

Mis ensaladas y vinagretas se han vuelto una leyenda -por lo menos para mi-. En mi casa siempre hay aceite de oliva -simple o preparado- y cuando menos, dos tipos de vinagre -valsámico o de caña-, olivas y alcaparras, molino de pimienta -para tenerla recien molida (aunque en este momento esta vacio)- y una gran variedad de hiervas de olor. Lo único que no hay, es albahaca fresca... y eso me frustra mucho. >:(

Llamenme purista, pero cuando cocino no me gusta hacer uso de los aderezos preparados que compran mis padres. Todo recien hecho. ¿Será esa una psicopatología indexada en el DSM-IV?

Toda esta introducción culinaria sirve de contexto para mi pensamiento estúpido del día:

Un DJ es como un cocinero, tiene que conocer muy bien sus ingredientes para hacer buenas mezclas.

Estúpida comparación, tal vez, pero muy cierta.

.