ADVERTENCIA

.

Este blog tuvo su nacimiento, desarrollo y muerte. Resucitó por un tiempo, pero lo he vuelto a matar.

Cerré el acceso por un tiempo con la firme intensión de borrarlo, pero la señorita Ángela Pablo dice que una cosa es cerrar una cuenta de twitter, y otra más grave, borrar un blog. Creo que tiene razón, como dice ixcolai: ¿qué estudiarán los antropólogos del futuro? Pues tal vez lean blogs. Así que lo dejo aquí, como muestra de lo alguna vez que fui, pero ya no soy más...

Los rumores dicen que ahora me pueden encontrar por acá:

http://estoyllenodedudas.wordpress.com/


...


Dejo la vieja advertencia de este blog, ya que continua siendo válida:

Escribía en español, inglés, francés y mal catalán porque me agradada hacerlo. No soy galo, catalán o anglosajón. Y si crees que soy mexicano sólo porque nací en este país, te reto a que definas tu concepto de nación y por lo tanto de nacionalidad.

Las expresiones aquí mostradas fueron un reflejo de mi estado de ánimo al momento de escribirlas, y si lees profundamente, verás que mi estado de ánimo cambia como menguante es la luna.

Si te sientes ofendido por alguna idea expresada en esta página, recuerda que "duras no son las palabras, frágiles las mentes que las interpretan".

¿Quedó claro? Si no es así, deja un comentario en la entrada del conflicto (junto con tus datos) y me comunicaré contigo a la brevedad.

.
domingo, septiembre 16, 2007

¿Cruz Roja?

Espetado por Sólo Héctor |

.

Ayer me sentí como en uno de esos comerciales de la Cruz Roja Mexicana, ¿saben cuales?, los que tienen por eslogan:

- "Y a la cruz roja, ¿quién la ayuda?".

Esos en los que se ve una ambulancia volteada y un montón de gente morbosa, viendo a los heridos, pero nadie ayuda.

A mi no me tocó ver una escena tan deprimente, pero igualmente desesperanzadora: vi a dos paramédicos empujar su ambulancia hacia atras, porque la reversa no le funcionaba. Aparentemente, se habían estacionado en una tienda y un camión, de los encargados de abastecer refrescos, se había estacionado muy cerca de la ambulancia.

Los paramédicos, al ver la situación, no les quedó de otra que abrir la ambulancia, quitar el freno de mano y empujarla hacia atrás, con las debidas instrucciones del paramédico copiloto:

- "Ahí ya sales wey".

Después del atinado comentario del compañero copiloto, procedieron a subirse a la unida y retirarse de la escena del delito.

Por eso, en la próxima campaña de recolección de la cruz roja, recuerdenme dar por lo menos un peso cada vez que vea a alguien con un botesito de recolección y cuando conduzca, moverme hacia un lado para permitirles el paso.

Como dato cultural, debo agregar (para aquellos que no lo sepan), que el Comité Internacional de la Cruz Roja recibió el Premio Nobel de la Paz por última vez en 1963, ya que lo había recibido en dos ocasiones anteriores: 1944 y 1917.

.